Walter Castillo Anizan

Argentino cantante de ópera viviendo en Alemania

Nacido en Morón, zona oeste de Buenos Aires, Walter ha atravesado muchísimos obstáculos para llegar a ser quien es hoy. Una persona de coraje, con sueños cumplidos, lleno de esperanzas y deseos.

Cantante de ópera en Europa, profesor de canto, creador de compañías musicales, portador de un carisma como pocos y comprometido en el servicio social.

Viene de una familia humilde de recursos y humilde de corazón y de un barrio que, con todo lo que implica, les aseguro que no le hizo fácil su despliegue.

Ya a los 7 años recuerda el primer desafío que le marcó la vida: su padre fue asesinado y, para ese entonces, ya no creía en el valor del “matrimonio” porque las peleas y sufrimientos eran moneda corriente que reafirmaban su rechazo.

Para sus 11 años trabajaba a la par de los adultos, llevando un respiro a su familia para que juntos salieran adelante ante las necesidades básicas que faltaban cubrir.

Ha trabajo en un mercadito de barrio acompañado de una vecina que lo apadrinaba y cuidaba. Luego, empezó en el Mercado Central donde allí, además, tenía la posibilidad de recoger comida (fruta y verdura) que nadie quería y llevarla a su casa para también compartir con vecinas en la misma situación. Gran comunidad y ya de chico su marcada vocación de servicio se veía reflejada.

A sus 12 años sintió necesidad de entrar a un coro barrial, el canto lo llamaba y quería probar de qué se trataba. Pero fue desestimado una y otra vez durante varios años y en cada lugar que se presentaba. Le decían que cantaba mal, que no servía, y él, a pesar de esos golpes a la autoestima, se sostenía firme en su deseo interior.

Ya para entonces la discriminación se hacía más presente y evidente. Su situación económica, su color de piel y su orientación sexual, eran los motivos… entonces su corazón necesitaba con más fuerza expresar todo ese sentir y anhelaba hacerlo a través del canto.

Con tantas puertas cerradas Walter se mantenía con la fortaleza de vivir en la alegría y luchar por su sueño.

Que fácil hubiera sido optar por otros medios de expresión tan a mano que tenía como la droga, la violencia o caer en depresión.

En el Conservatorio de Morón donde estudió en su juventud se topó con una voz de apoyo que vio más allá de la superficie, Karina, y le facilitó el contacto de Adelia Saccaggio quien tenía un coro barrial en Haedo. Adelia lo recibió con mucho entusiasmo y le dio clases gratis de canto todos los días durante un año. (Aquí, me atrevo a confirmar, que fue otra nueva etapa para Walter).

¡Había personas que confiaron en él, lo apoyaron y apalancaron a crecer! ¡Él siempre atento no dejó pasar la oportunidad! Y aquí comienza un nuevo recorrido.

Su viva voz era fruto de su experiencia, sólo necesitaba un puente que uniera el paso y se hizo escuchar.

Y los obstáculos fueron mutando: ¡peligrosa intervención quirúrgica en puerta! Se enfermó de neumonía, pero recibió un mal diagnóstico que lo llevó a tres operaciones riesgosas de pulmón, una toracotomía y le quitaron trozos de dos costillas. Dos años completos de recuperación con morfina de por medio y mucha asistencia – siempre presente su red de afectos, como lo fue Mary.

Tuvo que empezar de cero a utilizar su voz, con cuidado y de a poco.

¿Qué decidió hacer después de semejante suceso?

¡No lo paró nada ni nadie! Se presentó varias veces en el Instituto Superior del Teatro Colón para estudiar allí y finalmente fue aceptado en la carrera de Director General de Escena. En aquellas épocas cantó en el mismísimo Colón, en El Maipo y en el Argentino de La Plata, entre otros.

En 2007, con su profesión encaminada, se presenta a la beca de la “Accademia Musicale Santa Cecilia” en Roma donde queda seleccionado sólo un latinoamericano. ¡y fue elegido!.

El viaje en avión y encima hacia otro continente fueron un gran esfuerzo y superación personal que atravesó. Su familia, aunque lo apoyaban y celebraban, estaban asustados por la experiencia y le hacían llegar toda esa angustia e incertidumbre. Fue muy difícil para él, pero llegó a Roma….

Necesitó tan solo 3 meses allí para que se diera cuenta de que él “no nació para ser cantante, sino, para ser feliz”. La exigencia por cumplir con los “repertorios de Otro” y no de sí mismo lo condujeron a renunciar a esta oportunidad de triunfar en los mandatos y a confiar en las nuevas oportunidades de vivir en congruencia que se le presentaran.

¡Y así fue! Casualmente en ese mismo viaje conoce a quien hoy es su marido, Stefan, que después de muchos años de idas y vueltas se casan, no una sino ¡3 veces!

En ese primer encuentro Stefan le pide casamiento con escena romántica y todo ¡pero Walter no acepta! Era muy pronto y además no creía en el matrimonio.

Volviendo del viaje de la beca Walter se encuentra con todas las puertas cerradas en Argentina por tomar “semejante” decisión. Sólo consiguió trabajo en un call-center y resalta que fue muy importante para él el espacio de ayuda psicológica, reflexión y exploración que recibió para superar toda la presión, trabajar sus dolencias e ir por su bienestar.

Cuando vuelve a Alemania por trabajo en el 2010, se reencuentra con Stefan y convive con él por primera vez. En 2014 grabando un disco y en plena gira por Europa lo quieren deportar por la falta de un papel y pudo sortear ese momento porque confirmaron que la relación de ellos era verdadera. Este empujoncito los hizo reconfirmar su amor y ahora sí a través de la boda: ¡se casaron en Alemania, en Argentina y en Dinamarca!

Ahora Walter vive un poco en Argentina y un poco en Alemania con Stefan.

En Argentina formó la compañía de opera para niños “Cantacuentos cuentos cantados” y las compañías de opera para adultos “Opera Viva” y “Encantados”. Y en Alemania “Konfluencia” con quien lleva y trae artistas de todo el mundo a todo el mundo.

En todas las compañías que tiene realiza trabajos de servicio social, especialmente para India y Kenia. ¡Y tiene muchísimas ganas de que siga creciendo esta red de canto y apoyo!

Hoy él está lleno de recompensas que le regaló la vida y que fue construyendo.

¿Será que el coraje, la confianza y la vida auténtica pueden hacer magia en nuestras vidas?

Texto de Nadia Perino

Grupo Argentinos por el mundo El reencuentro

Video parte 1

Video parte 2

Todos los derechos reservados (copyright) 2020 Argentinos por el mundo El reencuentro®️
Queda prohibido copiar, reproducir, distribuir, publicar, transmitir, difundir, o en cualquier modo explotar cualquier parte de este material escrito, audio-visual.

Publicado por Nadia Perino DF

Soy COUNSELOR (Consultora psicológica) - Profesional de la AYUDA. Me especializo en acompañar a personas de manera ONLINE; facilitándoles mejorar su calidad de vida a través de un espacio de escucha, exploración y reflexión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: